Fecha:8 diciembre, 2022

Desafíos de tener una flotilla y cómo enfrentarlos

Las flotas de transporte cada vez son más necesarias para el comercio actual, con el simple hecho de que las compras en línea se han vuelto tendencia, son más solicitadas las flotas de entrega, por ejemplo. Si tu empresa cuenta con una flotilla sabrás que trae muchas ventajas, pero también muchos desafíos.

Gestionar una flotilla conlleva a muchas responsabilidades que va desde construir la flota de transporte, como controlar el rendimiento del conductor, optimizar las rutas y controlar el consumo de combustible.

Las empresas pequeñas son más vulnerables a los costos inesperados, es por eso que en este blog te diremos cuáles son los desafíos de tener una flotilla y cómo enfrentarlos.

1. Desperdicio de combustible

El combustible es un recurso esencial para los vehículos y si este se desperdicia trae muchos problemas, principalmente económicos para la empresa. Se considera como uno de los principales problemas de administrar una flotilla.

Por eso las pequeñas empresas empiezan a tomar medidas para optimizar el consumo de combustible con el fin de reducir los costos al mínimo.

Es muy común que el desperdicio de combustible sea debido a malas prácticas del conductor, ya que usualmente utilizan los vehículos de la empresa para motivos personales o realizan paradas no autorizadas en el transcurso del viaje, generando más consumo de combustible, o incluso los malos hábitos de manejo como frenar y acelerar bruscamente, conducir a exceso de velocidad y el ralentí innecesario, o mantener el  también dan como resultado un aumento significativo de los gastos de combustible.

Lee nuestro artículo sobre Cómo detectar fraudes de combustible y como evitarlos

Y ¿cómo enfrentar el desperdicio de combustible? Pues primero abordando el problema y buscando soluciones, en el caso de los conductores, se les debe de informar tanto de los reglamentos de la empresa, como capacitarles sobre seguridad vial y buenos hábitos de conducción, así como las consecuencias de comportamientos negativos al usar un vehículo de la empresa.

Para un mejor uso y ahorro de combustible, considere optar por tarjetas de combustible con el que se podrá asignar restricciones personalizadas y tener un mejor control.

2.  Gastos de mantenimiento

Para gestionar una flotilla, también se tienen que considerar los gastos de mantenimiento y reparaciones, si a un vehículo le hacen falta reparaciones genera tiempos de inactividad. Estos tiempos tienen impacto negativo en el rendimiento de la flotilla, ya que llega a perjudicar en los tiempos de entrega, en las ganancias e incluso provocaría perder clientes valiosos.

Para enfrentar estos gastos y situaciones desfavorecedoras, se recomienda realizar inspecciones periódicas y dependiendo del vehículo cambiar el aceite, filtros y neumáticos. Estas y otros tipos de mantenimiento harán que se alargue la vida de los vehículos y evitar gastos mayores de reparación o incluso de tener que comprar unidades nuevas.

3. Optimizar rutas

Optimizar rutas es un desafío, ya que considera distintos factores, como el gasto del viaje como el vehículo designado para la carga, los tiempos de entrega, las rutas y más. Incluso llegan a encontrarse con situaciones inesperadas que ocasionará se realicen ajustes para determinar la mejor ruta.

Se recomienda contratar un software de gestión de entregas para conocer el tiempo real de entregas

El software de gestión de entregas puede rastrear la ubicación de todos los vehículos dentro de su flota en tiempo real, obtener información sobre paradas y tiempos estimados de llegada, datos sobre el tráfico y disponibilidad del conductor. Con todos estos datos se pueden hacer ajustes y cambiar las rutas, así se reducirán los costos operativos y mejorará los tiempos de entrega.

4. Seguridad de la flota

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Transporte las estadísticas de accidentes de tránsito han ido disminuyendo desde el año 2007, siendo el año con más accidentes ocurridos en carreteras no federales. A pesar de que el número se ha ido reduciendo, sigue siendo un porcentaje alto el cual todos tenemos la responsabilidad de disminuir con buenas prácticas de seguridad vial.

La seguridad es lo más importante, es por eso que se debe asegurar que los conductores manejen con precaución, fomentando la seguridad vial y los buenos hábitos de manejo. Además de que mejora la productividad de la flota, ayuda a preservar la seguridad de los conductores.

Para enfrentar la problemática de la inseguridad de la flota, se puede optar por establecer políticas de seguridad y monitorear los comportamientos de los conductores para conocer si se estan respetando estas políticas o no. El objetivo es motivar a los conductores a evitar malos hábitos de conducción, y a obedecer señaléticas, límites de seguridad etc.

Otro método es dar incentivos a aquellos que cumplan con las políticas, y para aquellos que no las cumplan dar algún tipo de sanción. Estas acciones no solo originarán costos bajos en cuanto a accidentes automovilísticos, si no también tendrán un impacto positivo en cuanto a la productividad y seguridad.

Al hacer uso de estos consejos se podrá enfrentar a aquellos desafíos que conlleva tener una flotilla, además de enfrentar problemas y poder reducir altos costos de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *