Fecha:27 febrero, 2024

Cuidados para tu Flota durante el Invierno.

Cuidados para tu flota durante el invierno

Las condiciones meteorológicas durante el invierno, pueden ser un riesgo para los conductores y nuestros vehículos, pues las carreteras heladas representan un peligro al conducir y las temperaturas bajo cero pueden ocasionar daños significativos a los vehículos.

Te compartimos algunos consejos que te ayudaran a reforzar la seguridad y la eficiencia de tu flota durante los meses de invierno.

 

Revisa periódicamente tus vehículos.

Programa periódicamente la revisión y mantenimiento de tu flota. Comprueba si hay signos de desgaste en neumáticos, frenos y escobillas del limpiaparabrisas. Asegúrate de que todos los sistemas del vehículo estén en buenas condiciones.

 

Evalúa el estado de los neumáticos.

Asegúrate de que los neumáticos tengan suficiente profundidad de dibujo y el inflado adecuado, esto ayuda a maximizar la tracción y a reducir la distancia de frenado en condiciones invernales.

 

Evita parabrisas congelados.

Prepara tus vehículos con líquido limpiaparabrisas de calidad invernal para evitar que se congelen. Asegúrate de tener a mano aditivos para combustible con refuerzo de cetano y antigel disponibles para esas condiciones de frío extra.

 

Capacitación adecuada.

Capacita a tus conductores sobre prácticas seguras de conducción en invierno, por ejemplo, cómo circular por carreteras heladas, mantener las distancias de seguridad adecuadas y responder a emergencias.

 

Consulta las condiciones meteorológicas.

Mantente informado sobre las condiciones meteorológicas y las previsiones en las zonas en las que opera su flota. Esto le permitirá tomar decisiones informadas sobre la programación de rutas, el retraso de los viajes o el desvío de los vehículos.

 

Evita el congelamiento de fluidos en tus vehículos.

Asegúrate de mantener los depósitos de combustible al menos medio llenos para evitar que se acumule humedad y se congele el sistema de combustible. Además, asegúrate de que tus vehículos estén equipados con el tipo correcto de aceite y fluidos adecuados para las bajas temperaturas.

 

Cuidados del conductor.

Recuerda asegurar el bienestar de tus conductores. Equipa tus vehículos con artículos como mantas calientes, ropa extra y alimentos no perecederos en caso de retrasos de emergencia y que el sistema de calefacción de la cabina funciona correctamente.

 

La protección invernal de tu flota en el sector del transporte no sólo consiste en proteger tus activos, sino también en garantizar la seguridad de tus conductores y de los demás usuarios de la carretera.

Sigue estos consejos para minimizar los riesgos asociados a la conducción invernal y mantener sus operaciones funcionando sin durante el invierno.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *